La comida trampa: El aliado perfecto para conseguir tus objetivos de definición muscular

Realmente, la definición muscular siempre trae consigo una serie de problemas con la mente, debido a que casi nadie resiste una dieta por completo. Todos, cuando estamos pasando por un momento de adelgazamiento, nos dan ganas de comer algún bocado de comida chatarra y por ende, terminamos tirando la toalla y no consiguiendo nuestros objetivos.


Pero, como para todo hay solución, esta vez te traemos la mejor de todas, la cual es la comida trampa. Esta fantástica comida ha hecho que muchas personas cumplan todos los objetivos que tienen y se sientan totalmente satisfechos con ello. Por lo tanto, a continuación te daremos la mayor información posible para que la conozcas al máximo y puedas estar completamente seguro de implementarla en tu dieta y en tu vida diaria.

¿Qué es la comida trampa?

Básicamente, la comida trampa es aquella comida donde puedes comer lo que te plazca. Normalmente, suele ser hamburguesa, perros calientes o cualquier otro tipo de comida chatarra.

¿Para qué sirve la comida trampa?

La comida trampa sirve para muchas cosas, entre las cuales están:

  • Superar estancamientos: Esto es más que todo para aquellas personas que se enfocan en lograr un objetivo pero luego de llevar varias semanas en él, se estancan y no consiguen seguir definiéndose.
  • Para mejorar la saciedad de la persona en dieta: Este punto es estupendo porque la persona mejora al máximo la saciedad del hambre que le proporciona la dieta y por ello, sirve de mucha ayuda.

Beneficios de la comida trampa

Los beneficios de la comida trampa realmente son bastantes, entre ellos están los siguientes:

Cambia tu mentalidad por completo

Cuando estás afrontando un reto para definirte, el mismo suele durar aproximadamente entre 3 y 5 meses, dependiendo del porcentaje de grasa que tengas en el cuerpo. Pero, ese tiempo, aunque parezca poco, suele ser bastante largo para las personas que no están acostumbradas a realizar dietas. Por lo tanto, cuando se utiliza la comida trampa o simplemente se planifican, los usuarios solo se basan en ella a nivel mental y el objetivo pasa a ser de corto plazo.

Aumento de las hormonas tiroideas

Las hormonas tiroideas van muy de la mano con el metabolismo. Cuando se suele estar en un periodo de definición, el metabolismo suele bajar mucho. Pero, cuando se realiza la comida trampa, le proporcionamos a él un poco más de velocidad.

Aumenta la leptina

La leptina es aquella hormona que básicamente se encarga de regular el apetito y, cuando nosotros hacemos la comida trampa, la aumentamos y provocamos saciedad al máximo.

Preguntas y respuestas sobre dudas acerca de la comida trampa

Muchas personas después de leer esta entrada, suele tener muchas dudas al respecto sobre la comida trampa. Por ello, a continuación te responderemos las incertidumbres más relevantes, las cuales son:

¿Cada cuántos días puedo hacer una comida trampa?

Realmente, esta incertidumbre no tiene una respuesta concisa, debido a que todo dependerá de la persona que la vaya a consumir. Pero, si lo que buscas es una opinión general, lo recomendable es que se haga cada 15 o 22 días.

¿Qué día debo consumir la comida trampa?

Se cree que es mucho mejor que se meta la comida trampa en días de entrenamiento. Pero, no pasa nada si la metes un sábado o un domingo. De hecho, la mayoría de personas suelen optar por consumirla un fin de semana debido a un aspecto social.

¿A qué hora debo consumir la comida trampa?

La comida trampa se puede consumir a cualquier hora, es decir, da igual que la consumas en el desayuno, en el almuerzo o en la cena porque al final, lo que importa son las calorías. Ahora bien, para un aspecto psicológico, es más recomendable que la consumas en la cena para que te vayas a dormir con la mayor saciedad posible.

En conclusión, la comida trampa es beneficiosa y debes optar por usarla para superar puntos de estancamiento.

Acerca del autor
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *