Dieta flexible: Una dieta fácil de realizar.

¿Eres muy social y se te da mal hacer dietas porque no puedes controlarla en una salida con tus amigos? ¿Tienes muchas reuniones familiares? ¿Eres muy ansioso y necesitas comer alguna comida chatarra para sentirte bien? Si respondiste “si” a cualquiera de estas incertidumbres, la dieta flexible es la que indicada para ti.


Muchas personas quieren tener una dieta que te permita realizar miles de cosas y a su vez, pueda llegar a proporcionarte los objetivos que necesitas. Por ello, hoy nos enfocaremos en la dieta flexible para que puedas conocer todo acerca de ella.

¿Qué es la dieta flexible?

Básicamente, la dieta flexible es aquella que te permite comer cualquier tipo de comida ajustándose a tus macronutrientes y a su vez, cumplir los objetivos que necesites.

Beneficios de la dieta flexible

Realmente, este tipo de dieta es muy beneficiosa y a continuación te mostraremos sus ventajas más relevantes, las cuales son:

Puedes ser sociable

El tema de la sociedad está muy mal visto, porque para las personas es mucho mejor ver a una persona tomando cerveza hasta emborracharse que ver a otra comiendo pescado cuando hay hamburguesa para comer.

Puedes definirte sin problemas

Con esta dieta puedes definirte aunque parezca algo increíble y, es simplemente porque el conteo de calorías será igual. Recuerda que el cuerpo no sabe si le estás metiendo una hamburguesa o una pechuga de pollo, lo que importa al final, son las calorías y los macronutrientes que le hayas proporcionado al cuerpo.

Puedes quitarte las ansias de las dietas comunes

Cuando realizamos dietas comunes, solemos tener muchas ansias de consumir algún tipo de comida chatarra porque nuestro cuerpo nos lo pide a gritos y al final, acabamos dejando la dieta a un lado para poder hacerlo. Pero, con la dieta flexible esto no pasa porque puedes comer lo que te plazca sin problemas.

No la dejarás nunca

Es muy difícil que dejes la dieta flexible a un lado pudiendo comer cualquier cosa. Esta dieta es bastante beneficiosa para ti y para tu mente. Por lo tanto, nadie es tan tonto como para dejarla por una dieta estricta.

La dieta flexible y el entrenamiento

Como todos sabemos, comer hidratos de carbono complejos como el arroz o la pasta, suelen ser de gran ayuda para entrenar porque simplemente te dan energía para gastarla. Pero, con la dieta flexible algunas personas piensan que ya no tendrán este privilegio y, aunque suele ser un poco menor el tema de la energía, siempre estarás más activo comiendo hamburguesa o cualquier tipo de comida chatarra, así que por energía no te debes preocupar.

Con respecto a la fuerza, muchas personas afirman que se les puede perder la misma comiendo comida chatarra y, aunque no está confirmado del todo, puede que sea cierto. Recuerda que la comida chatarra tiene macronutrientes que son basura y que no aportan nada al cuerpo y si antes le estabas dando algo a tu cuerpo y ahora se lo quitas, él te responderá de la misma manera. Pero, como siempre lo hemos afirmado, es mejor que mires tú mismo y te des cuenta si de verdad la fuerza se pierde con dicha dieta.

En conclusión, la dieta flexible es sumamente importante y es la mejor a la hora de querer ser mucho más sociable con las personas.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *